Islandia llena Falces, Albacete, Motilla, Teruel, Logroño, Bilbao... y pone rumbo al Mediterráneo.